Publicado el

Los beneficios de la lectura para la salud mental

Los cinco beneficios de la lectura para la salud mental

Hemos visto que las técnicas de meditación aportan importantes beneficios para el desarrollo cognitivo, tanto en los adultos como en los más jóvenes. Y tienen muchos otros efectos sorprendentes, como la capacidad para reducir el estrés o mejorar la respuesta emocional y permitir la toma de decisiones con mayor claridad. Así que si eres un amante del yoga y de la meditación, enhorabuena, porque a lo largo del camino descubrirás muchas cosas que no sabías sobre ti a la vez que darás un salto para disfrutar de una vida con más calidad.

Además, si eres un aficionado a la lectura, te hará ilusión saber que no hay pasatiempo mejor para estimular tu mente y prevenir muchas enfermedades. Veamos algunos ejemplos.

Seis minutos de lectura reducen el estrés del 68 %. Según un estudio de la Universidad de Sussex, seis minutos de lectura funcionan mejor que escuchar música, dar un paseo o relajarse delante de un taza de té para calmar los nervios. La lectura obliga a la concentración y el momento de distracción ayuda a relajar los músculos y a normalizar el latido cardíaco.

El riesgo de padecer Alzheimer disminuye. Según un estudio de la National Academy of Science of the United States of America, personas ancianas que leen o practican actividades estimulantes, disminuyen 2.5 veces el riesgo de padecer enfermedades degenerativas. Por otro lado, el estudio ha destacado que actividades pasivas como ver la tele podrían representar un factor de riesgo.

Preserva la capacidad intelectual. Muchos estudios han demostrado que a una mayor actividad intelectual a lo largo de la vida se corresponde una mejor capacidad cognitiva en edad avanzada. La lectura, excelente estímulo para mantener la mente entrenada, ayuda a disminuir el declino de las facultades mentales, normal a partir de los 30 años. Comparando los cerebros de personas analfabetas con los de lectores, se descubrió que los sujetos incapaces de leer tenían menos materia gris y menor número de neuronas, según un estudio de la Universidad Católica Portuguesa.

Alimenta la imaginación. Al leer una historia, el hemisferio izquierdo del cerebro se activa para descifrar el texto escrito, transmitiendo la información a otras áreas encargadas de recrear lo imaginado. Las áreas activadas durante la lectura son las mismas que en el caso de estar viviendo la situación descrita por el texto, concluye un estudio publicado en la revista Psychological Science.

Desarrolla la empatía. En la lectura de historias, el lector aprende a identificarse con los personajes. Esto hace que los consumidores de novelas sean más empáticos que los consumidores de libros especializados o los no lectores, según un estudio del psícologo Raymond Mar de la Universidad de Toronto.

Por si no bastara, enriquecer el vocabulario y la gramática mediante la lectura otorga mejores capacidades comunicativas, lo cual tiene relación directa con la capacidad de liderazgo percibida por los demás. Y esto tiene como consecuencia que el éxito profesional esté más a alcance de aquellos que gozan de este pasatiempo tan sano y entretenido.

Aunque parezca complicado recortar tiempo para dedicar a la lectura en esta sociedad de la velocidad y de la información en píldoras fáciles de digerir, habría que dar un paso atrás. ¿Por qué no dedicar media hora a este hábito maravilloso en vez de, por ejemplo, sentarse delante de la televisión? Son solo ventajas.

Mirko

Webmaster y blogger. Empecé a interesarme por la tecnología ya de pequeño, cuando desmontaba todo lo que cruzaba mi camino. Una vez licenciado como ingeniero de software, me inicié en el tai chi chuan y en el kung-fu. Hasta que descubrí el yoga, lo cual supuso un cambio radical en mi vida. Alumno de la escuela de yoga de Danilo Hernández (Swami Digambarananda Saraswati) desde 2008, en 2014 he terminado el Máster en yoga Sadhana Síntesis.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *