Publicado el

Reflexología podal, masajes por placer y salud

Reflexologia podal

Los masajes terapéuticos son prácticas conocidas en todo el mundo desde hace siglos. Los primeros en utilizarlas fueron chinos e hindúes. Estas técnicas se fundamentan en el principio de que en las manos, en los pies, en las orejas y en la nariz, se reflejan todos los componentes del cuerpo humano. Así, el estímulo practicado con masajes en puntos precisos, provoca un reflejo benéfico en los órganos internos a nivel físico y a nivel energético.

Vishnu Ananta Shri
Representación del dios Vishnu de la tradición hindú tumbado sobre Ananta, dios serpiente de la eternidad. La diosa Shri, su esposa, le masajea los pies.

El doctor William H. Fitzgerald fue el primer occidental que protocolizó estas técnicas con esta visión holística del organismo y creó la reflexología podal. Este estudioso identificó 10 meridianos que dividen el cuerpo humano longitudinalmente. El masaje en algunos puntos específicos de los pies y de las manos provocaría, de acuerdo con sus investigaciones, una mejora en la parte del cuerpo afectada.Zonas-longitudinales-reflejas

En los pies tenemos 7.200 terminaciones nerviosas y los reflexólogos llegan a afirmar que se pueden tratar no solo problemas de los órganos, de los huesos, de los músculos y de las glándulas, sino también problemas emocionales como, por ejemplo, el estrés y la depresión.

reflexologia-podalAunque, por supuesto, reiteramos que la mejor forma de tratar cualquier enfermedad es acudir a un especialista, queremos mostrar con sencillez algunas opciones de auto-masaje.

Los masajes relajantes son muy buenos sobre todo por la noche antes de acostarse: deben realizarse con un aceite natural, como por ejemplo de semilla de comino o de almendra (o simplemente con aceite de jojoba).

Primer paso: masajear suavemente todo el pie para extender el aceite en toda la zona.

Segundo paso: iniciamos el masaje por el lado externo del pie, donde está reflejada la columna vertebral para relajar todos los músculos de la tensión acumulada por el día.

Tercer paso: seguimos masajeando el talón y, sobre todo, su alrededor (parte que va hacia los dedos). Esta es la zona que se corresponde al sistema digestivo.

Cuarto paso: empiezas a masajear el “montículo” que se encuentra en la base de los dedos de los pies para alcanzar suavemente y despacio la parte final de las extremidades. Esto proporcionará una sensación de relax y será un óptimo alivio contra el cansancio.

Os dejamos con este método infalible de placer y salud.

Para profundizar sobre estos temas recomendamos leer el artículo sobre la acupresura

Paolo

Después de dar muchas vueltas por aquí y por ahí al final paré y encontré el yoga.
Por eso nadie me quita mi práctica diaria para intentar descubrirme cada día un poco más. Aspirante profesor en kundalini yoga y amante de la buena cocina y de la lectura. Adoro viajar y descubrir el mundo. En breve, soy amante de la buena vida.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.