Publicado el

Los mudras, gestos de las manos

Los mudras, gestos de las manos

El valor simbólico de los gestos representa un medio expresivo en muchas culturas. El lenguaje de las manos es fundamental para definir y enriquecer lo que queremos expresar y hacer que nuestro interlocutor entienda mejor lo que estamos diciendo. Hay numerosas manifestaciones de esta comunicación no verbal, empezando por las representaciones icónicas, el clásico gesto de la paz o incluso en los gestos adoptados por los sacerdotes en su acto de bendición. Hasta llegar a nuestro días, con el típico ejemplo de los italianos, famosos por su énfasis en el gesticular. 

Aparte del significado transmitido a través del movimiento de dedos y manos, mover las manos de manera consciente tiene un significado profundo según la tradición yóguica. Los gestos formados con manos y dedos resuenan en todo el cuerpo y logran aportar toda una serie de efectos benéficos. En el yoga se llaman mudras y se traducen como “gestos, sellos”: están conectados con cuerpo y mente y los gestos de los dedos canalizan y dirigen los flujos de energía.

Los mudras, gestos de las manos
Los mudras, gestos de las manos

Empecemos con los más simples y conocidos.

01. Gyan Mudra (forma activa): se forma doblando los dedos índice y pulgar hasta que las dos yemas se toquen. Los otros dedos se dejan estirados. El dedo índice representa el planeta Júpiter. Éste es el mudra del conocimiento y trae un sentido de expansión. Tranquiliza los pensamientos y aumenta la receptividad.

02. Gyan mudra (forma pasiva): es una variante del anterior.

03. Shuni mudra: se juntan el dedo pulgar con el medio, que representa el planeta Saturno. Es el mudra que trae tolerancia y paciencia. Nos brinda un fuerte sentido de responsabilidad  para llevar a cabo tareas y respetar compromisos.

04. Surya o Ravi mudra: se forma juntando el pulgar con el dedo anular, que representa el Sol o el planeta Urano. Otorga vitalidad, motivación y salud. Es reparador y cuida el sistema nervioso a la vez que confiere sentido de intuición en las épocas de cambios.

05. Buddhi mudra: se forma colocando la yema del pulgar junto a la del meñique. Se dice que representa el planeta Mercurio que gobierna los procesos cognitivos de la comunicación. Brinda un pensamiento claro para expresar nuestra verdadera esencia.

06/07. Pranam mudra (mudra de oración, Namaskara o Anjali mudra por la tradición budista): se forma juntando las manos (empujando las palmas una contra la otra sin aplicar mucha presión) y posicionando los pulgares en el esternón. Es un gesto que se ha utilizado en muchas culturas y que evoca un saludo a otro ser o a lo divino. Es un saludo expresado en forma de oración y que procede del corazón.

08/09. Mudra de Venus: se forma cruzando todos los dedos de las manos excepto los pulgares. Los hombres posicionan el pulgar izquierdo en la parte interna y el pulgar derecho en la parte externa. Las mujeres adoptan la posición opuesta. La figura 09 es una variante de la figura 08 (los hombres posicionan el pulgar izquierdo debajo del derecho). Las distintas posiciones se basan en la diferencia entre las energías masculina y femenina. Esta zona de la mano está relacionada con nuestra energía sexual, este mudra nos ayuda por tanto a canalizarla y a trasformarla para aprovechar sus benéficos poderes rejuvenecedores y reparadores. Estimula también las glándulas para que el organismo mantenga su equilibrio.

10. Cerradura de oso: Se forma con la mano izquierda a la altura del corazón y la palma mirando hacia fuera, la mano derecha mantiene la palma mirando hacía el tórax. A continuación se entrelazan los dedos de modo que formen un puño. Es el mudra de la concentración y sirve para estimular el corazón.

11. Buddha mudra (también llamado Dhyana Mudra por la tradición budista): se forma apoyando las manos en el regazo, una encima de otra. Los hombres posicionan la palma de la mano izquierda debajo. Las mujeres adoptan la posición opuesta. Las distintas posiciones originan en la diferencia entre las energías masculina y femenina. Representa la fuerza de la meditación para alcanzar tu propria iluminación.

Paolo

Después de dar muchas vueltas por aquí y por ahí al final paré y encontré el yoga.
Por eso nadie me quita mi práctica diaria para intentar descubrirme cada día un poco más. Aspirante profesor en kundalini yoga y amante de la buena cocina y de la lectura. Adoro viajar y descubrir el mundo. En breve, soy amante de la buena vida.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *