Publicado el

Una dieta muy especial para una vida larga y saludable

Una dieta muy especial para una vida larga y saludable

Hace algún tiempo unos parientes de Italia vinieron a Madrid, una buena ocasión para reunirse conmigo y una buena oportunidad para asistir a una de las mejores atracciones de la ciudad para los aficionados: un partido de fútbol en el estadio Santiago Bernabéu.

Esos días pasamos buenos ratos por el centro de la ciudad, fue un fin de semana frío pero soleado. Por la noche nos concedíamos algunos momentos agradables cómodamente sentados en casa, bebiendo té de manzanilla y charlando sobre la familia. Especialmente sobre mi tío abuelo, Oreste. Oreste murió a la edad de 94 años, fuerte y saludable casi hasta el final; él se mantenía en forma trabajando su propia tierra durante toda su vida y amaba disfrutar de los resultados de su trabajo: las plantas, los cultivos y las gallinas.

Tengo que reconocer que las hermanas de Oreste, Angela (mi abuela) y Rosa (mi tía) son igualmente fuertes, sanas y longevas. Pero además de admitir que unas características genéticas privilegiadas a menudo ayudan, tuve que hacerle a mi tío la pregunta típica que acostumbro hacer en estos casos.

¿Cuál es el secreto para una vida larga y saludable ? ¿Hay alguna dieta especial? Pero el tío Oreste… ¿Qué come?

Gino Severini. Naturaleza Muerta. 1920
Gino Severini. Naturaleza Muerta. 1920

Casi todo el mundo está dispuesto a compartir sus secretos y consejos. Y posiblemente la receta mágica acabaría en compaginar una buena dieta (como la mediterránea, por ejemplo) con una actividad física regular. Pero esta respuesta no suele ser satisfactoria para mí, personalmente quiero saber el truco de cada cual para mantenerse joven y saludable para siempre (y hermoso, si puede ser).

Bueno, por si alguien estuviera interesado, estos fueron los pequeños secretos de Oreste que le acompañaron a lo largo de toda su vida.

  • Desayunar tan solo con fruta. Olvídate de cruasanes, bollería o galletas industriales. Fruta. Mejor si de cultivo biológico; las plantas de Oreste producían una gran cantidad de fruta. Además, solía abastecerse con más verduras procedentes de agricultores cercanos.
  • Nunca beber agua durante las comidas. En realidad él tan solo bebía vino. Difícil de creer, pero beber agua con la comida no ayudará a tener una mejor digestión. Yo no lo podía creer, pero mi tío me aseguró que Oreste nunca bebía agua. La fruta y el vino eran suficientes para proveer la cantidad diaria de líquidos. De todas formas él bebía vino hecho en casa, más ligero y con menos gradación alcohólica que la estándar.
  • Nunca comer carne. No sospechaba que una persona trabajando la tierra durante toda su vida pudiera evitar comer carne y ser vegetariano. Por supuesto que es posible, y Oreste basaba su alimentación en proteínas de lentejas, garbanzos y otras legumbres.

Qué dicen ustedes, ¿creen posible vivir con estas reglas? Yo me lo creo, toda y cada una de las veces que iba a verle estaba ahí, de buen humor, delgado como un palo pero con una energía envidiable. Una de las últimas veces que le visité, me lo encontré fumando un cigarrillo sentado y relajándose al sol.

Mirko

Webmaster y blogger. Empecé a interesarme por la tecnología ya de pequeño, cuando desmontaba todo lo que cruzaba mi camino. Una vez licenciado como ingeniero de software, me inicié en el tai chi chuan y en el kung-fu. Hasta que descubrí el yoga, lo cual supuso un cambio radical en mi vida. Alumno de la escuela de yoga de Danilo Hernández (Swami Digambarananda Saraswati) desde 2008, en 2014 he terminado el Máster en yoga Sadhana Síntesis.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.