Publicado el

Aumenta tu energía con los bandhas, cerraduras del cuerpo

Bhujangasana

El fin último del yoga es aumentar cuantitativamente y cualitativamente la energía vital de nuestro cuerpo a través de asanas (postura), del pranayama (ciencia de la respiración), de las meditaciones y cantando mantras. Para guiar conscientemente este flujo de Prana a lo largo de la columna vertebral a través de todos los chakras y por los nadis, aplicamos los Bandhas.

Los Bandhas son contracciones musculares de tres zonas especificas del cuerpo que actúan como “cerraduras hidráulicas”, para empujar la energía vital y distribuirla en todo el cuerpo. Se utilizan también para ayudar a proteger y alinear las vertebras durante las varias asanas.

Los bandhas son:

  • Cerradura de raíz (Mulbandh)
  • Cerradura de diafragma (Uddiyana bandh)
  • Cerradura de cuello (Jalandhar bandh)
  • Gran cerradura (mahabandh)

bandhas

Veamos una descripción en detalle de cada cerradura según las enseñanzas de Yogui Bhajan, fundador de kundalini yoga.

Cerradura de raíz (Mulbandh): es la que trasforma el exceso de energía sexual en creatividad y fuerza para regenerar el cuerpo. Coordina y estimula los primeros tres chakras (muladhara, svadhisthana y manipura). Se hace contrayendo simultáneamente el reto (esfínter), los órganos sexuales y empujando ligeramente el ombligo hacía adentro y hacía arriba (para entenderlo mejor, como cuando contenemos las ganas de hacer nuestras necesidades fisiológicas)

Cerradura de diafragma (Uddiyana bandh): lo dice el nombre mismo, es la que nos hace traspasar la barrera natural física y mental del diafragma. Se hace empujando hacía adentro y hacía arriba la parte superior del ombligo. Se debe practicar con el estomago vacío y al hacerla, elevar el pecho.

Cerradura de cuello (Jalandhar bandh): se hace estirando la parte de atrás del cuello para llevar la barbilla hacía el pecho. Es un movimiento dulce y la garganta se mantiene floja.

Gran cerradura (Mahabandh): es la aplicación simultanea de las tres cerraduras.

Aplicando los bandhas correctamente, se consigue controlar las energías internas. Los bandhas pueden realizarse por aislado, pero alcanzan su máxima eficacia si se combinan con mudras o con técnicas de pranayama.

Para entender nuestra mente es fundamental conocer y entrenar nuestro cuerpo. Si no sabemos escucharlo, ¿cómo podemos pensar de poder escuchar y entender nuestros pensamientos? Conocer los bandhas abre las puertas a la comprensión de nuestro cuerpo y de nosotros mismos.
El los próximos artículos profundizaremos en el argumento con ejemplos de aplicación de los bandhas.

Paolo

Después de dar muchas vueltas por aquí y por ahí al final paré y encontré el yoga.
Por eso nadie me quita mi práctica diaria para intentar descubrirme cada día un poco más. Aspirante profesor en kundalini yoga y amante de la buena cocina y de la lectura. Adoro viajar y descubrir el mundo. En breve, soy amante de la buena vida.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.