Publicado el

Comida sana para limpiar el cuerpo

Macedonia de fresas con kiwis

Cualquier momento del año es bueno para depurarse y eliminar toxinas, sobre todo después de las fiestas o de esas comilonas que te hacen ganar un kilito por demás. Una alternativa es el ayuno, por supuesto mejor con supervisión médica y siempre que el estado físico de cada cual lo permita. Otra opción, más apetitosa, pasa por incluir en la dieta un listado de alimentos que, por su contenido nutricional, ayudan a nuestro organismo a ponerse a punto. La sección de Nutrición de la revista Vogue, nos recomienda que tras etapas de desenfreno pantagruélico, no dejes de darle un buen bocado a:

  • Alimentos que contienen cistina, huevos, pescado, espárragos o trigo sarraceno. La cistina es un aminoácido esencial que refuerza nuestro sistema inmunitario de acuerdo con Sergio Espinar, nutricionista del Centro de Entrenamiento Personal Juan Ruíz López. El efecto detox de los espárragos, que apenas tienen calorías, es, además, espectacular.
  • La cúrcuma, que no solo quema grasas y mejora la circulación sanguínea, sino que según numerosos científicos tiene beneficios anticancerígenos (en especial para la prevención del cáncer de próstata). Puedes encontrar la receta de leche dorada de cúrcuma aquí.
  • Brécol y Coliflor. Porque su contenido en antioxidantes, en concreto suforafano, mejora la masa muscular.
  • Verduras de sabor amargo como la endivia, la alcachofa, el rábano o la berenjena… por su efecto colerético que estimula la secreción de bilis y la fluidifica. La alcachofa, además, protege el hígado, y es muy diurética.
  • Granada, una auténtica bomba antioxidante
  • Calabacín, que no solo drena y depura, sino que por su contenido en mucílagos, mima nuestro sistema digestivo.
  • Nueces, que por su alta concentración de omega3 se convierten casi en un amuleto para nuestra salud cardiovascular.
  • Fresas, piña, kiwi, pera… y casi cualquier fruta, porque por su contenido en agua y fibra, tienen súper-poderes depurativos.
No hay nada mejor que un buen plato de merluza con espinacas.
No hay nada mejor que un buen plato de merluza con espinacas.

Todo esto regado generosamente con agua (infusiones de cola de caballo o té también pueden echarte un cable). Porque si hay una lección esencial es la de no deshidratarse. 8 vasos de agua mínimo al día tienen un efecto diurético, mejoran la digestión y nos llenan de energía.

Ana

Editora y periodista. Profesora de publicidad y creatividad en la universidad CEU San Pablo. Autora de libros de investigacióny autoayuda en Plataforma Editorial. Mamá a tiempo completo.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.