Publicada en

Vivir en el ahora: ¿pero es tan simple como pensamos?

Vivir-en-el-Ahora

En todas las clases de yoga a las que he acudido, los maestros me hablaban sobre vivir en el ahora: sin prestar atención ni al pasado ni al futuro. Lo intenté en todas las prácticas y todas las meditaciones pero enseguida me di cuenta de que llevar este concepto a la vida práctica, la vida atiborrada de compromisos y obligaciones, no es para nada sencillo. Empecé a darle vueltas a este asunto y leí y medité y me informé, para por fin llegar a la conclusión que “ahora” es una palabra que es perfectamente comprensible hasta que nadie trata de definirla de una manera precisa.

Todos podemos probar. Mentalmente, intentemos entender qué lugar representa en nuestras vidas el concepto de “ahora”.

Nos daremos cuenta enseguida de que ese momento no existe, puesto que el futuro fluye ininterrumpidamente hacia el pasado y todos los instantes, las situaciones vividas son ya recuerdos cuando nos paramos a considerarlas. ¿Es verdad o no?

El momento actual es inalcanzable. Vivimos en un mundo hecho de ilusiones (Maya), en cuanto estamos acostumbrados a vivir una existencia de pura imaginación formada, por un lado, del recuerdo que pertenece al pasado y que, por consiguiente, no existe en este preciso instante y, por otro lado, la anticipación que pertenece a un futuro al que todavía no hemos llegado. Puesto que es imposible vivir en un momento que es en el pasado o en el futuro, llegamos a la conclusión que es imposible definir el “ahora”.

Vivimos en una ficción, todo lo que vemos y vivimos es una ficción

Pero esto es lo que pasa con la lógica; que no siempre lleva a la raíz, a la verdad.

Como dice la periodista Storm Jameson: “Creo que solo una persona entre mil conoce el truco para vivir realmente en el presente. La mayor parte de nosotros nos pasamos 59 minutos de una hora viviendo en el pasado, rememorando las alegrías pasadas, o sintiendo vergüenza por algo mal hecho (lo que nos hace perder innecesariamente tiempo y energías), o pensando en un futuro que ansiamos o tememos. El pasado se ha ido alejando de nosotros, y cada minuto que perdemos en especular o adivinar lo qué nos deparará el futuro, es un minuto que perdemos. Sólo existe un mundo, el mundo en que vivimos en este instante preciso. Sólo hay un minuto que vivamos realmente, el minuto actual. El único sistema real de vida, es aceptar cada minuto como un milagro que no se volverá a repetir“.

Vivir en el ahora

Es gracias a las palabras de los buenos maestros que he aprendido a escuchar y a afinar mis sentidos. Practicando yoga y meditando he logrado entender qué es sentir el mundo y qué es vivir, aunque sea fugazmente, este mismo instante en que respiro, aquí sentado. Con el pasar del tiempo, con esfuerzo y dedicación, toda mi vida se puede transformar en un eterno presente. Ese momento entonces significa que recordar el pasado y dibujar el futuro ya no son ocasiones para escaparse de la realidad, sino que son dimensiones para contemplar sin ser arrastrados, para viajar con el billete de vuelta en mano, dueños del tiempo y de nosotros mismos.

Paolo

Después de dar muchas vueltas por aquí y por ahí al final paré y encontré el yoga.
Por eso nadie me quita mi práctica diaria para intentar descubrirme cada día un poco más. Aspirante profesor en kundalini yoga y amante de la buena cocina y de la lectura. Adoro viajar y descubrir el mundo. En breve, soy amante de la buena vida.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *