Publicado el

Ashwa Sanchalanasana

Ashwa Sanchalanasana postura ecuestre

Ashwa Sanchalanasana (ashwa: “caballo”; sanchalana: “rotación”) es también llamada postura ecuestre.

Es una de las posturas incluida en el saludo al sol de Hatha yoga. Se puede llegar a la postura final de muchas maneras.  Aquí presentamos dos.

La postura inicial (opción A)

Es posible alcanzar la postura final partiendo desde la postura de Padahastasana (o Uttanasana).

Entrar en la postura

  • Se apoyan las manos a los lados de los pies, se doblan las rodillas y se lleva el peso un poco hacia adelante
  • Esto se hace para contrabalancear la siguiente acción: un paso largo hacia atrás de uno de los dos pies
  • La rodilla de la pierna de atrás toca el suelo
  • Contemporáneamente, doblar la rodilla de la pierna que se queda adelante, sin mover el pie.
  • Mantener los brazos estirados
  • En la postura final, el peso del cuerpo debería estar sostenido por las manos, el pie de la pierna delantera, la rodilla y los dedos del pie de la pierna trasera
  • El pecho bien abierto y el tronco deberían arquearse hacia atrás (si tenemos algún problema a la espalda o no tenemos fuerza suficiente en los abdominales, mejor curvarla muy poquito)
  • La mirada se dirige ligeramente hacia arriba (o si tenemos problemas cervical, hacia adelante)

Salir de la postura

  • Se lleva la pierna delantera hacia atrás como hemos hecho con la otra anteriormente y se entra en la postura Parvatasana (o Adho mukha svanasana o montaña o perro boca abajo).

La postura inicial (opción B)

Otra opción para alcanzar la postura final es desde Parvatasana (o Adho Mukha Svanasana o montaña o perro boca abajo), esta vez será necesario dar un gran paso hacia delante con una de las dos piernas hasta llevar el pies entre las dos manos. Para estabilizar la postura aplican las consideraciones anteriores.

Beneficios

  • Tonifica los órganos abdominales
  • Aporta flexibilidad a los músculos de las piernas durante el estiramiento

Precauciones

  • Si se tiene la rodilla lesionada: evitar la postura o cuidar la alineación de la rodilla delantera. Ésta debe estar directamente encima del tobillo y la espinilla es perpendicular al suelo
  • Problemas en el cuello: para proteger la cervical es oportuno dirigir la mirada al horizonte, la cabeza está en línea con la columna
  • En las fases conclusivas del embarazo: colocar ambas manos en el interior del pie delantero evitando así comprimir el vientre y enderezar la rodilla trasera como en la postura Ardha Mandalasana