Publicado el

Energía eólica: las turbinas se maquillan

Wind Tree, el aerogenerador respetuoso

Le energía eólica es un hallazgo de este siglo. Fácil, limpia, no genera residuos y las instalaciones pueden producir energía noche y día, mientras haya viento. Sin embargo la tecnología tiene un claro inconveniente estético. Las turbinas impactan de forma contundente el escenario, ya que para maximizar el rendimiento energético es necesario colocarlas en lugares altos y con visual despejada, o sea sin obstáculos que impidan el funcionamiento correcto. Y sobre todo, el tamaño de los aerogeneradores debe ser suficiente para proveer energía adecuada para el consumidor. En definitiva, el efecto visual es desagradable.

En esto ha pensado la compañía francesa New Wind con una solución que rediseña por completo las turbinas transformando el clásico aerogenerador en una solución visualmente aceptable y hasta bonita, parecida a un árbol. El Wind Tree, una estructura que mide 11 metros de altura y 8 de ancho, se desplegará en París en un proyecto piloto para medir el impacto y la eficiencia. Una vez pasada la prueba, la ciudad podría contar con una fuente más de energía limpia urbana y no invasiva. En este nuevo diseño, el viento acciona 72 mini-hélices con forma de hojas que proveen menos energía que la instalación tradicional (a paridad de superficie ocupada) pero necesitan menos viento, alcanzando por tanto un rendimiento parecido. La compañía asegura que esta tecnología es silenciosa ayudando a disipar el ruido característico de las turbinas estándar. A continuación el resultado alcanzado, notablemente más agradable.

Wind Tree es una solución de la compañía francesa New Wind
Wind Tree es una solución de la compañía francesa New Wind
Wind Tree es una solución respetuosa con el ambiente
Wind Tree es una solución respetuosa con el ambiente creada para ser implantada hasta en entorno urbano.

Mirko

Webmaster y blogger. Empecé a interesarme por la tecnología ya de pequeño, cuando desmontaba todo lo que cruzaba mi camino. Una vez licenciado como ingeniero de software, me inicié en el tai chi chuan y en el kung-fu. Hasta que descubrí el yoga, lo cual supuso un cambio radical en mi vida. Alumno de la escuela de yoga de Danilo Hernández (Swami Digambarananda Saraswati) desde 2008, en 2014 he terminado el Máster en yoga Sadhana Síntesis.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.