Publicado el

Cómo cambiar nuestros hábitos. La historia de Valmiki

Piedras en la playa

En la tradición yóguica hay un refrán que dice: “los hábitos te definen”. Lo que nos diferencia los unos de los otros son, efectivamente, los hábitos que elegimos para acompañarnos a lo largo de nuestra existencia. Durante nuestra vida, elegimos hacer una cosa u otra y añadimos gradualmente comportamientos que se irán desarrollando, afinando y mejorando (o los eliminamos). Pero lo que sí tenemos que preguntarnos es si son buenos o malos hábitos, beneficios inmediatos aparte. Debido a nuestros hábitos, podríamos vivir felices y en paz; pero también las consecuencias de nuestros actos podrían resultar en miseria y dolor para otros. Si logramos cambiar nuestros hábitos, todo a nuestro alrededor puede cambiar.

La historia de Valmiki

Así es la historia, por ejemplo, de Valmiki. La historia de Valmiki está llena de leyendas. Según una de estas, él era un ladrón que vivía en el bosque y robaba a los viajeros. Un día pasó por ahí un sabio llamado Nárada, y cuando Valmiki lo atacó, Nárada le preguntó la razón de sus malas obras, a lo que respondió que él tenía que cuidar de su familia; es decir, sus padres de edad avanzada, su esposa y sus hijos. El sabio le preguntó si los miembros de su familia estarían dispuestos a compartir con él el castigo por sus actos, o más bien, si alguien se haría cargo del karma de sus actos.  Valmiki se lo pensó y aunque estaba seguro de que habría alguien que compartiera su manera de actuar, siguió el consejo del sabio, y después de haberlo atado a un árbol fue a su casa para entender si el apoyo que le brindaba su familia era incondicional.

Pero su familia le dio una respuesta negativa, con el argumento de que cuidar de ellos era su deber, y que ellos no eran responsables de la forma que él había elegido para cumplir con esa responsabilidad. Así que el único que tendría que responder por sus actos sería él solo. Decepcionado, regresó al bosque donde estaba el sabio para pedirle que le iluminara. Entonces el sabio le dijo que se arrepintiera de sus pecados y le sugirió abandonar el camino que había elegido para cantar el nombre del Señor Rama. Según la leyenda, Valmiki meditó durante tanto tiempo inmóvil sin darse cuenta de que las hormigas habían tenido el tiempo de crear un hormiguero encima de su cuerpo (Valmik en sánscrito significa colina de la hormiga).

Cómo crear un hábito

Esta historia nos explica que si queremos cambiar, tenemos que encontrar hábitos que nos eleven. En kundalini yoga tenemos muchos recursos para iniciar un cambio y para consolidarlo. Podemos elegir una kriya, una meditacíon o un mantra y practicarlo cada día durante un tiempo diferente, dependiendo del objetivo que queremos alcanzar. Se dice que:

  • Practicar durante 40 días seguidos, cambia un hábito
  • Practicar durante 90 días seguidos, confirma el hábito en la mente consciente y subconsciente
  • Practicar durante 120 días seguidos, te vuelve el hábito. Los beneficios vienen integrados de manera permanente en la psique

Recuerda, un hábito es una reacción en cadena entre la mente subconsciente, el sistema glandular y el sistema nervioso. Desarrollamos hábitos a una edad muy joven. Algunos de ellos sirven para dirigirnos hacia nuestro destino más elevado, otros no lo hacen. Al practicar tu propria sadhana cada día (durante 40, 90, o 120 días) puedes volver a recrear esa reacción en cadena. Puedes desarrollar o cambiar hábitos profundamente arraigados, con el objetivo de vivir mejor y más conectado contigo mismo.

La excelencia
La excelencia

Paolo

Después de dar muchas vueltas por aquí y por ahí al final paré y encontré el yoga.
Por eso nadie me quita mi práctica diaria para intentar descubrirme cada día un poco más. Aspirante profesor en kundalini yoga y amante de la buena cocina y de la lectura. Adoro viajar y descubrir el mundo. En breve, soy amante de la buena vida.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.