Publicado el

Agua de coco, el mejor remineralizante natural

Agua de coco

Cuando practicamos yoga o cualquier otro tipo de deporte, perdemos una gran cantidad de agua y electrólitos, necesarios para mantener nuestro cuerpo en equilibrio. Hoy en día encontramos muchos tipos de bebidas que prometen ser súper-hidratantes, casi mágicas, de colores llamativos  como el azul, el amarillo y el rosa fluorescente. Esta bebidas han pasado de ser complementos para deportistas a bebidas de uso común en la dieta. De hecho no es infrecuente escuchar a los médicos recomendar una u otra solución comercial con sales minerales (y mucho, pero mucho azúcar) para compensar los efectos de una gastroenteritis o cualquier enfermedad que cause deshidratación.

Personalmente recomiendo beber algo más natural, sin colorantes sospechosos o aditivos poco naturales. Prefiero que mi combustible post-entrenamiento sea algo con un alto nivel de sales minerales como podría ser el agua de coco en lugar de una bebida azucarada (bastante cara, además).

El agua de coco es el líquido claro que se extrae de los cocos todavía no maduros. Para empezar, el agua de coco es relativamente baja en carbohidratos, calorías y azúcares, y tiene solo el 1% de grasa. Entre los aspectos  más beneficiosos del agua de coco, es que es capaz de limpiar el tracto digestivo, mantiene el equilibrio de los niveles de pH y tendría el potencial de reducir el riesgo de cáncer. El agua de coco es también una bebida isotónica natural por lo que es una forma sencilla de volver a hidratar y recargar nuestro cuerpo.

Cuando sudamos, no solamente estamos quemando calorías. También perdemos electrólitos clave. Estos elementos son fundamentales para que el cuerpo pueda funcionar correctamente, por lo que es muy importante integrar la cantidad perdida. Además, debido a que el agua de coco contiene más potasio que la mayoría de las bebidas comerciales, es una opción increíble para aquellos que practican deportes intensos para así evitar los molestos calambres musculares.

Aunque según yo el agua de coco tiene un sabor exquisito, es verdad que algunas personas no disfrutan de ella, así que aquí están algunos trucos para enriquecer nuestra bebida:

  • Es posible mezclar el agua de coco con zumo de naranja o de manzana
  • Añadir el agua de coco a un batido de fruta (o por ejemplo al zumo de piña)
  • Dejar el agua de coco en el congelador antes de beberla. Cuando el agua está muy, muy fría, entonces se vuelve mucho más sabrosa

Paolo

Después de dar muchas vueltas por aquí y por ahí al final paré y encontré el yoga.
Por eso nadie me quita mi práctica diaria para intentar descubrirme cada día un poco más. Aspirante profesor en kundalini yoga y amante de la buena cocina y de la lectura. Adoro viajar y descubrir el mundo. En breve, soy amante de la buena vida.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.