Publicado el

La meditación en el mantra OM

Meditación en el mantra OM

Entre los métodos explicados para guiar una sesión de meditación, destaca la meditación en el mantra OM. Hemos visto en otras entradas el significado de este importante mantra y de su adopción para empezar y terminar una sesión de yoga, pero aquí hablaremos del uso que se le puede dar para la meditación. Hay infinitas meditaciones en el mantra OM, la que explico a continuación es una variante muy efectiva y sencilla de ejecutar.

Esta meditación se practica con una respiración equilibrante, lo cual quiere decir que el tiempo de inspiración es equivalente al tiempo de exhalación (Samana Pranayama, si respiras en seis segundos, lo mismo debes tardar para vaciar los pulmones).

Nasagra Mudra
Nasagra Mudra

Tapando con el pulgar de la mano derecha la fosa derecha, se respira por la fosa nasal izquierda y alternativamente tapando con el anular la fosa izquierda se respira por la fosa derecha (nasagra mudra). La mano izquierda reposa en la rodilla izquierda. La práctica empieza vaciando los pulmones a fondo y se siguen estos pasos.

  1. Tapando la fosa derecha, se inspira con la izquierda y se repite mentalmente OM.
  2. Manteniendo la derecha tapada, se espira con la izquierda y se repita mentalmente OM.
  3. Tapando la fosa izquierda, se inspira con la derecha y se repite mentalmente OM.
  4. Manteniendo la izquierda tapada, se espira con la derecha y se repite mentalmente OM.

A continuación algunas recomendaciones:

  • La postura sentada debe ser cómoda, las piernas cruzadas en siddhasana o una postura estable. Se recomienda sentarse en un cojín o zafu para mantener la espalda muy recta.
  • La duración de esta meditación se mide en respiraciones: un total de siete ciclos, o sea catorce respiraciones (las dos respiraciones derecha e izquierda constituyen por lo tanto un ciclo).
  • Es posible apoyar los dedos índice y medio de la mano derecha en la frente, en el entrecejo, esto ayuda a despertar mejor la conciencia de Ajna Chakra (solitamente en una clase de yoga, para que se vea cómo explica la técnica el maestro, esos dedos se mantienen encogidos en el palmo de la mano, pero es mejor apoyarlos en el entrecejo).
  • Es posible ejecutar más ciclos de esta meditación, tantos cuantos se prefiera. Recomendamos utilizar múltiples de siete (14, 21…)
  • Si a lo largo de la práctica se pierde la cuenta de las respiraciones, es oportuno volver a contar desde cero.
  • Aquí la inspiración y espiración son en la misma fosa, no como en otras técnicas de Pranayama donde pueden cruzarse (Nadi Shodana, por ejemplo). Además la duración de la respiración y exhalación es la que resulte cómoda (4, 6, 8 segundos…).

 

Mirko

Webmaster y blogger. Empecé a interesarme por la tecnología ya de pequeño, cuando desmontaba todo lo que cruzaba mi camino. Una vez licenciado como ingeniero de software, me inicié en el tai chi chuan y en el kung-fu. Hasta que descubrí el yoga, lo cual supuso un cambio radical en mi vida. Alumno de la escuela de yoga de Danilo Hernández (Swami Digambarananda Saraswati) desde 2008, en 2014 he terminado el Máster en yoga Sadhana Síntesis.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *