Publicado el

Sé como el agua, amigo mío

Sé como el agua, amigo mío

“Be water, my friend”, recita la frase más famosa de Bruce Lee rescatada por la marca BMW en un famoso comercial, transmitido hasta el aburrimiento. La pronunció en un programa de televisión en 1971, en su última entrevista antes de la muerte.

“Te digo que vacíes tu mente. Libérate de la forma, como el agua. Ahora si pones agua en una taza, se convertirá en la taza. Si pones agua en una botella, se convertirá en la botella. Si la pones en una tetera, se convertirá en la tetera. El agua puede fluir o puede chocar. Sé como el agua, amigo mío”.

La metáfora

Explotación comercial aparte, es fácil entender el concepto que hay detrás incluso para los que ignoran la filosofía del famoso artista marcial. Adaptarse al cambio, fluir, no oponerse a las limitaciones impuestas por el recipiente. La metáfora es sencilla, pero los medios para experimentar las consecuencias en primera persona no están al alcance de muchos. El agua tiene virtudes: puede erosionar, generar olas, destruir y estar en quietud. Puede generar vida y su falta no permitirla. El agua tiene la paciencia de levigar la piedra momento a momento, gota tras gota.

El mensaje más importante en estas cuatro palabras cargadas de solemnidad es el de adaptación en la vida. No buscar cambiar las situaciones a la fuerza sino que intentar entender los acontecimientos, hacerse uno con ellos y utilizarlos de una forma oportuna, ventajosa; tanto en las situaciones favorables como en aquella conflictivas.

La filosofía del Wu Wei

Bruce Lee fue un seguidor de la filosofía del Wu Wei, que describe aspectos importantes de la filosofía taoista. El Wu Wei sería la forma natural de hacer las cosas, sin oponer resistencia o esforzarse en controlar los eventos. Tal y como crecen las plantas, de forma natural y sin intencionalidad, así mismo se debe actuar en la vida. Igual que el agua, asociada al Wu Wei por su capacidad para actuar sin actuar, así mismo el hombre debería relacionarse con la naturaleza. No se trata solo de padecer los eventos de forma pasiva, sino que el Wu Wei indica el camino para actuar sin dejar rastro de la actuación, en simbiosis con los acontecimientos.

Alcanzar el bienestar no puede ser la excusa para modificar las manifestaciones de la naturaleza de forma agresiva. Aceptar la existencia en el mundo y sus reglas naturales es el camino que sugiere la filosofía. De otra manera, la confrontación con la realidad solo puede traer desgaste y sufrimiento.

El Wu Wei y el combate

Bruce Lee llevó estos conceptos al combate. Él afirmaba que en la enseñanza de las artes marciales en realidad enseñaba autoconocimiento, y no el control del cuerpo y de los movimientos.

“Hay quien controla demasiado sus movimientos, pero con el exceso de control sólo se consigue estar demasiado preocupado por la ejecución.”

La vida para Bruce Lee era entonces adaptación, sin copiar patrones y moldes o intentar replicarlos. Defendía el autoanálisis y la espontaneidad como medio para enfrentarse a los miedos y a los retos. Descargando la mente de tener que controlarlo todo, el cuerpo y los movimientos estarán en armonía con el mundo, permitiendo que el practicante pueda conocerse a sí mismo. Fluyendo, como el agua.

 

Referencias.
Sé como el agua, amigo. ¿Quién era Bruce Lee?
Wu Wei

Mirko

Webmaster y blogger. Empecé a interesarme por la tecnología ya de pequeño, cuando desmontaba todo lo que cruzaba mi camino. Una vez licenciado como ingeniero de software, me inicié en el tai chi chuan y en el kung-fu. Hasta que descubrí el yoga, lo cual supuso un cambio radical en mi vida. Alumno de la escuela de yoga de Danilo Hernández (Swami Digambarananda Saraswati) desde 2008, en 2014 he terminado el Máster en yoga Sadhana Síntesis.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.