Publicado el

La meditación trascendental desde los Beatles hasta hoy

Meditación mirando al mar

Todo el mundo conoce a los Beatles, pero lo que la mayoría de le gente ignora de estos míticos artistas es que en su historia pasaron por una temporada de “locura” para la tradición hindú. A tanto llegó su interés por esta cultura que estuvieron mucho tiempo practicando yoga y meditación con Maharishi Mahesh Yogui, el famoso gurú religioso de la India creador de la meditación transcendental. Y no fueron los únicos, ya que otras agrupaciones del calibre del grupo californiano The Beach Boys fueron adeptos del maestro que a día de hoy sigue encontrando seguidores en famosos personajes del mundo del espectáculo como Clint Eastwood, Jim Carrey, Oprah Winfrey o Moby.

David Lynch inició la “Fundación David Lynch para la Educación Basada en la Consciencia y la Paz en el Mundo” para ayudar económicamente a los estudiantes en las escuelas intermedias y secundarias que estuvieran interesados ​​en la meditación trascendental y para financiar la investigación sobre la técnica y sus efectos en el aprendizaje.

Maharishi_Mahesh_Yogi_during_a_1979_visit_to_MUM
Maharishi Mahesh Yogui en 1979

En los años setenta Maharishi Mahesh viajó a Estados Unidos donde en 1974 fundó en un pequeño pueblo llamado Fairfield en Iowa la Maharishi University of Management, una universidad que basa la enseñanza en el concepto de expansión de consciencia antes que en el conocimiento. El método seguido en los estudios está basado en un enfoque holístico para desarrollar, a diferentes niveles, todo el potencial de los estudiantes dándoles las herramientas esenciales para crecer como individuos y no sólo como profesionales. Este método de educación alternativa atrae a Fairfield cada año cerca de dos mil estudiantes procedentes de ochenta países diferentes y se traduce en una vida académica distante de ritmos estresantes y competencia desenfrenada.

Maharishi University of Managment
Maharishi University of Management

El campus de la universidad ha sido construido siguiendo principios arquitectónicos naturales y sin utilizar ningún material tóxico; la comida es ecológica y los dos edificios principales dorados con forma de cúpula están destinados para la meditación y la práctica de “flying yoga”.

“Cuando llegamos aquí en los años 70 —dice Ed Malloy, el alcalde de Fairfield y uno de los primeros en llegar desde Nueva York— había una comunidad predominantemente rural y agrícola. Maharishi trajo una ola de un millar de personas que habían decidido construir una ciudad utópica inspirada en el deseo de cambiar el mundo, en la inteligencia creativa, la conciencia y la meditación. Inicialmente esto creó desconfianza y escepticismo en los residentes pero con el tiempo las personas empezaron a desarrollar valores como el respeto y la tolerancia hacia otras culturas “.

La imagen de portada es creación de Betty Nudler con licencia CC

Paolo

Después de dar muchas vueltas por aquí y por ahí al final paré y encontré el yoga.
Por eso nadie me quita mi práctica diaria para intentar descubrirme cada día un poco más. Aspirante profesor en kundalini yoga y amante de la buena cocina y de la lectura. Adoro viajar y descubrir el mundo. En breve, soy amante de la buena vida.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.