Publicado el

Vajrasana

Vajrasana postura de roca, postura del rayo

Vajrasana, o postura de la roca, del diamante o del rayo. Es una postura de descanso pero que también sirve de base para la realización de posturas complejas. Es posible utilizar un cojín entre nalgas y talones si se padece alguna molestia, como por ejemplo en los empeines.

La postura inicial

Se puede entrar en Vajrasana desde cualquier postura.

Entrar en la postura

  • Sentarse con los glúteos sobre los talones
  • Las rodillas están ligeramente separadas
  • Los dedos gordos de los pies están en contacto
  • Las palmas de las manos reposan en los muslos
  • La espalda está recta
  • Los hombros están relajados y caídos
  • La cadera está ligeramente en anteversión
  • El pecho está abierto y hacia arriba
  • Evitar de arquear demasiado la columna vertebral hacia atrás

Salir de la postura

  • Bajar las manos al suelo lejos de las rodillas
  • Cambiar el peso del cuerpo y llevarlo a las manos para librar las piernas
  • Subir el cuerpo como para entrar en en Adho Mukha Svanasana
  • Doblar las rodillas alternativamente para darles movilidad
  • Llevar un pie y después el otro entre las manos en Uttanasana
  • Inhalando, alcanzar la postura vertical estirando la espalda vertebra por vertebra para incorporarse del todo

Beneficios

  • Debido al hecho que en Vajrasana el cuerpo asume una postura erecta sin algún esfuerzo, se utiliza en muchas culturas para rezar y meditar. Es también muy buena para concentrarse y encontrar profundidad en el pensamiento
  • Modifica el flujo sanguíneo y los impulsos nerviosos en la cintura pélvica , reforzando los músculos de esta zona
  • Ayuda a eliminar las hemorroides
  • Aumenta la eficiencia del sistema digestivo
  • Alivia los dolores de la regla
  • Es la mejor postura para sentarse para quien sufre de ciática

Variantes

  1. Es posible ejecutar la postura también juntando los dedos pulgares de los pies y separando los talones. Nos sentamos en la superficie interna de los pies con los talones en contacto con las zonas laterales de la cadera (postura más exigente de la expuesta arriba porque aumenta la presión en rodillas y empeines)
  2. Controlar el flujo de las respiración. Si predomina el flujo de la nariz izquierda, posicionar el pulgar del pie izquierdo encima del derecho; si predomina el flujo derecho, posicionar el pulgar del pie derecho encima del izquierdo. Esta pequeña acción traerá equilibrio en la respiración
  3. En caso de tener problemas en los muslos, podemos separar las rodillas
  4. En caso de padecer molestias en los empeines o en las rodillas, utilizar mantas
  5. Si tenemos problemas a las rodillas, podemos utilizar un cojín entre los glúteos y los talones
  6. Virasana: separar los pies (no las rodillas) y sentarse con los glúteos en el suelo. Virasana estimula el primer chakra: Muladhara chakra (chakra raíz)