Publicado el

Los conceptos de anteversión y retroversión de la pelvis

Anteversión y retroversión de la pelvis

Quiero aclarar un concepto importante que es oportuno dominar a la perfección no solo para los amantes del yoga, sino para todos los que practican deportes.

Entender la diferencia entre anteversión y retroversión es fundamental por las consecuencias que tiene la pelvis en la alineación de la espalda. Es un concepto que muchas veces se confunde pero que es importante dominar para mantener saludable y flexible nuestra columna. Cuando decimos “ante” o retroversión, no nos estamos refiriendo a la parte delantera de la cadera o la parte baja del abdomen que bascula hacia atrás o hacia delante. El “ante” y “retro” se refieren al eje de la pelvis, y no al de las nalgas (en el dibujo de abajo es todavía más claro).

Retroversión: la parte superior de la pelvis se mueve hacia atrás, el coxis baja, la curvatura lumbar se reduce

Anteversión: a la inversa

anteversion-y-retroversion-Vicinaa

Un buena manera para entender el movimiento de retroversión es:

  • Nos tumbamos en el suelo boca arriba
  • Cerramos los ojos para aumentar la sensibilidad en las varias partes del cuerpo
  • Doblamos las rodillas, que quedan en contacto, y acercamos los talones a los glúteos
  • Empezamos una respiración abdominal. Al inhalar sube el abdomen y al exhalar, baja
  • Llevamos nuestra atención a los puntos de contacto de nuestro cuerpo con el suelo: las plantas de los pies, los glúteos, la parte alta de la columna, los hombros, los brazos, las manos y la cabeza
  • Ahora, durante la exhalación empujamos con la ayuda de los abdominales toda la parte lumbar de la columna al suelo, aumentando así la zona de contacto con la superficie de apoyo: este es el movimiento de retroversión

Se puede hacer este importante movimiento también de pie y con la espalda en contacto con una pared o con las rodillas ligeramente dobladas y las manos apoyadas encima.

Saber distinguir y manejar las posturas de anteversión y retroversión de la pelvis es muy útil también en la vida cotidiana. Al levantar un peso o cuando tenemos que estar por mucho tiempo de pie, por ejemplo. En estas situaciones es beneficioso alternar las dos posturas para aliviar el peso que tiene que soportar nuestra lumbar y para movilizar esta parte.

Paolo

Después de dar muchas vueltas por aquí y por ahí al final paré y encontré el yoga.
Por eso nadie me quita mi práctica diaria para intentar descubrirme cada día un poco más. Aspirante profesor en kundalini yoga y amante de la buena cocina y de la lectura. Adoro viajar y descubrir el mundo. En breve, soy amante de la buena vida.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *