Publicado el

El concepto de progresión en yoga: Vinyasa Krama

El concepto de progresión en el yoga

El yoga no es una actividad cualquiera. Hay que dedicarle tiempo, confiar en nosotros mismos y tener fe. Lo primero que hay que entender es que en el yoga no existe una visión competitiva, no hay objetivos que alcanzar a toda costa; el yoga más bien permite expresar lo que eres, en base a tus posibilidades y en desacuerdo con una sociedad que exalta la perfección del cuerpo, la competitividad y la fuerza física.

Por el contrario la noción fundamental de la práctica tiene que ser la progresión. El concepto en sánscrito se expresa con las palabras “Vinyasa Krama“, donde Vinyasa es el principio de sincronización del movimiento con la respiración y Krama literalmente significa fase o estadio. Entonces lo que hacemos cuando aplicamos el Vinyasa Krama en nuestras secuencias es trabajar progresivamente y preparar el cuerpo para llegar a una postura “ideal” a través de varias fases para alcanzar lo que en los famosos aforismos “Yoga sutras de Patanjali” es una “asana”: una postura firme y cómoda (sthira sukham asanam).

La clave de la trasformación se encuentra en la practica: buscando siempre nuevos limites, escuchando el cuerpo y teniendo en cuenta nuestras habilidades. Gracias a la ejecución de posturas complejas se adquiere una mayor confianza en los proprios medios en relación al grado de dificultad, borrando inseguridades y bloqueos psicológicos como “yo no puedo” o “yo no estoy hecho para esto”. Cuando estamos en una postura, practicando pranayama o en una meditación, la única relación que importa es la que existe entre la dificultad (y la necesidad de respetarla) y el cómo debería hacerse la secuencia (como hemos dicho antes, con firmeza y comodidad).

Vinyasa Krama es un proceso secuencial que enseña las posturas paso a paso ajustando éstas a las medidas y necesidades del practicante
Vinyasa Krama es un proceso secuencial que enseña las posturas paso a paso ajustando éstas a las medidas y necesidades del practicante

El segundo aforismo de Patanjali afirma que yoga es “parar el continuo flujo de la mente, retener el vórtice de pensamientos que ocupa nuestra dimensión interior y nos hace perder energía”. Parar el flujo de la mente no significa huir de la realidad, sino que se corresponde a la habilidad para encontrar un medio que nos ayude a reformular una clave de lectura de nosotros mismos que se ha plasmado con las experiencias vividas y que con el tiempo ha tomado fuerza.

El secreto para conseguir mayor consciencia de uno mismo y la manera para desarrollar una visión serena de la existencia es la constancia. Solo con la práctica constante y desinteresada es posible transformar lo que a primera vista es percibido como un límite en un potencial.

La imagen de portada es una adaptación de Dave Rosenblum y Matthew Ragan con licencia CC

Paolo

Después de dar muchas vueltas por aquí y por ahí al final paré y encontré el yoga.
Por eso nadie me quita mi práctica diaria para intentar descubrirme cada día un poco más. Aspirante profesor en kundalini yoga y amante de la buena cocina y de la lectura. Adoro viajar y descubrir el mundo. En breve, soy amante de la buena vida.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.