Publicado el

Eres único, deja de comportarte como si fueras una fotocopia

Chica reflexionando

Libertad, éxito, amor, felicidad, vida….

Hay palabras cuyo significado se encuentra en los diccionarios pero cuya definición varía, o DEBERÍA variar, en cada uno de nosotros, pues se forma a través de nuestras experiencias, valores y creencias.

Eso ocurre porque somos seres únicos.

Sin embargo, el ritmo vertiginoso de esta sociedad no nos deja conocernos (o nos permite utilizar mil excusas para no hacerlo) y acabamos “creyendo” que el éxito, el amor, la vida, la felicidad, la libertad, son algo totalmente diferente a lo que verdaderamente sentimos nosotros. Acabamos usando las definiciones a las que otros han llegado o a las que desean que lleguemos.

Quizá para ti amor sea sentir tanta admiración por algo o alguien que deseas estrujarlo con un abrazo. O sentir un vuelco en el corazón cada vez que percibes la magia del calor de un abrazo, de una mirada, de una sonrisa, de una caricia, de los rayos de sol al atardecer.

Quizá para ti libertad sea poder ser tu mismo, sin que nada te limite o te haga fingir ser quien no eres. ”Dar” sin reparos. Sentirte independiente. Sentir que actúas y hablas de manera coherente con lo piensas, con lo crees, con lo que valoras.

Quizá para ti el éxito sea haber descubierto tu pasión y dedicar tu vida a ella. Poder amar y sentirte libre; libre para hacer aquello que te llena, amando todo lo que te rodea.

Quizá para ti la vida sea un paseo en el que aprendes y enseñas… en el que das y recibes. Una aventura que te ofrece momentos duros en los que te permite conocer tus límites, superarlos y crecer, y otros en los que te ofrece la posibilidad de admirar quién eres, dónde estás y hacia a dónde te diriges.

Quizá para ti la felicidad sea un compendio de todo; poder amar, ser libre, tener éxito y poder disfrutar del paseo de la vida.

Es posible que coincidas en algo, pero ninguna de estas definiciones deberían adaptarse 100 % a ti, incluso es posible que no se parezcan ni lo más mínimo.

Cierra los ojos y piensa qué es para ti ser feliz, tener éxito, ser libre, el amor, la vida. De otra manera, acabarás eligiendo un destino que no es el tuyo y “sobreviviendo” en un lugar dónde no habrás “vivido” nunca.

Encuentra TU definición, encuentra tu esencia y disfruta del camino.

Somos únicos. Deja de comportarte como si fueras una fotocopia.
Lo “cómodo” es seguir como siempre. Lo tortuoso es vivir una vida que no es la tuya por no haberte conocido antes.

Tania

Soy profesora 200 RYS de Vinyasa, Hatha y Terapéutico certificada por la Escuela Siddhi Yoga y Mahi Power Yoga de la India.
Preparadora mental y Coach de Power Yoga para deportistas, trabajo con deportistas de élite. (www.elitecoach.es)
Siempre he deseado aportar mi granito de arena para hacer de este mundo un lugar más justo, más sano, mejor. Después de intentarlo por otras vías, entendí que el yoga era mi vehículo. Me apasiona el ser humano; observar su comportamiento, estudiar su mente, sus emociones y cómo afectan éstas al cuerpo. Experta en Inteligencia Emocional por la UNIR, creo firmemente en que el hombre es bueno por naturaleza.
El yoga nos ofrece la posibilidad de entrar en nuestro interior, conocernos, observar y entender nuestras reacciones; ello nos ayuda a dar lo mejor de nosotros mismos, a ser "mejores personas”. Eso te hace sentir bien, más feliz.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *