Publicado el

Dieta yóguica y las 11 reglas de oro del ayurveda

Dieta yoguica

Seguimos con la segunda parte del artículo sobre el ayurveda hablando de la dieta yóguica y sus 10 reglas de oro.

“La persona que tiene los temperamentos corporales (doshas) y los procesos metabólicos (agni) en equilibrio, cuyos tejidos (dhatus) y las excreciones (malas) funcionan de manera normal, tiene el alma, la mente y los sentidos en la gloria y esta considerada como una persona sana” —Sushruta Sutrasthana 15.38.

Esta es la definición de un buen estado de salud según el Ayurveda, el funcionamiento equilibrado de todas las funciones corporales lleva a un estado de total satisfacción de los sentidos, de la mente y del alma, así como de los tres doshas: vata, pita y kapa. Según las civilizaciones antiguas la alimentación era considerada una medicina. Se curaban personas con infusiones y se conocían a fondo las cualidades y beneficios de cada alimento que servían para purificar, dar fuerza, sanar y no solo para llenar el estomago.

Para los yoguis es importante también la distinción entre alimento Sátvico, Rayásico y Tamásico (en referencia a la teoria de las gunas que veremos más adelante en otro artículo).

Alimentos Sátvicos (que coinciden con los alimentos solares y del suelo): son aquellos considerados puros, equilibrados y espirituales con calidad etérea. Por ejemplo: la mayoria de las frutas y de las verduras (mejor si crudas), semillas, cereales (integrales y sin aditivos químicos), leche y derivados y algunas hierbas (sobre todos en infusiones). Los alimentos Sátvicos proceden del mundo de las plantas y son los que tienen el valor más alto de energía vibratoria, proporcionando así una mayor energía vibracional para mantenernos más sanos y saludables. Las personas que suelen comer este tipo de alimentos son más moderados, espirituales y religiosos. Su mente es más estable, menos propensa a los deseos impulsivos y tendrá relaciones más profundas.

Alimentos Rayásicos (que coinciden con los alimentos de la tierra): son los que proporcionan energía. Por ejemplo: especias y hierbas aromáticas, café, té y chocolate. Estos tipos de alimentos son para quien lleve una vida o practique disciplinas donde se requiere un fuerte desgaste de energía espiritual, mental y física. Son casi siempre personas meditativas pero activas. Hay que tener cuidado con no pasarse con este tipo de alimentos. Pueden llevar a una vida demasiado pasional y superficial.

Alimentos Tamásicos: son los de baja calidad y difíciles de digerir. Por ejemplo: carne, pescado, huevos, alcohol, tabaco y drogas. Es siempre mejor evitarlos, conducen a una vida infeliz, perezosa e indolente.

Pese a esta clasificación, todo ser humano es un ser único, por eso no hay que eliminar ningún alimento y sí intentar llevar una dieta sana que se componga fundamentalmente de aquello que mejor nos sienta y digerimos.

Para terminar vamos a ver las 11 reglas de oro del ayurveda:

  1. Evite los alimentos cocidos el día anterior y almacenados durante la noche en la nevera, porque han perdido su vitalidad y sus propriedades.
  2. Evite los alimentos y las bebidas frías. Interfieren con la función digestiva.
  3. No comer antes de haber digerido la comida anterior.
  4. Regular los horarios de las comidas con el sol. Hacer una comida completa sólo cuando el sol está alto en el cielo.
  5. Beber durante el día 4-5 tazas de agua caliente (o infusiones) para limpiar el estómago y promover el peristaltismo.
  6. No retener las necesidades naturales de la vejiga y del intestino.
  7. Comer en sitios tranquilos y silenciosos, sentados y evitando distracciones (televisión etc…).
  8. Consumir en primer lugar los alimentos crudos y después los cocinados; no terminar la comida con una alimento pesado, como un pastel o un plátano.
  9. Al final de la comida hay que quedarse por unos minutos sentado en silencio, para permitir que el proceso de la digestión empiece bien.
  10. Escuchar el cuerpo y sentir sus necesidades. Con este fin, hay que permanecer durante unos momentos en meditación antes de comenzar la comida.
  11. Comer despacio y masticar bien es el secreto de una digestión saludable y beneficiosa.

La imagen de portada es una adaptación de Michael Stern con licencia CC

Paolo

Después de dar muchas vueltas por aquí y por ahí al final paré y encontré el yoga.
Por eso nadie me quita mi práctica diaria para intentar descubrirme cada día un poco más. Aspirante profesor en kundalini yoga y amante de la buena cocina y de la lectura. Adoro viajar y descubrir el mundo. En breve, soy amante de la buena vida.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.