Publicado el

Una técnica de relajación activa sencilla y efectiva

Shavasana

Las técnicas de relajación tanto al final de una sesión de yoga o incluso en la cama, antes de acostarse, suelen ser de tipo pasivo. El cuerpo entonces no participa y es la mente que guía la atención hacia las distintas zonas del cuerpo facilitando su relajación mediante la adopción de técnicas muy variadas.

La que vamos a ver es una manera muy sencilla de realizar una relajación activa, que consiste en activar partes del cuerpo según la secuencia que explicamos a continuación.

La técnica de relajación activa

El mecanismo básico consiste en:

  1. Tensar progresivamente las partes del cuerpo que se indicarán a la vez que se inspira
  2. Luego se cortará la respiración aplicando una retención del aire durante diez segundos manteniendo la tensión aplicada
  3. Soltar, relajar la parte del cuerpo y expulsar el aire por la boca

Es importante seguir los pasos tensión/retención/relajación en este orden. Vamos a ver entonces a qué partes del cuerpo hay que aplicar la técnica y en qué orden.

  1. Piernas derecha: como explicado, al inspirar se irá tensando de abajo hacia arriba y progresivamente el pie, la pantorrilla y el muslo. Terminada la inspiración, habrá que mantener la tensión en toda la pierna durante unos diez segundos (hay que contar mentalmente de uno hasta diez). Terminada la retención, habrá que soltar toda tensión en la pierna y expulsar el aire de golpe por la boca.
  2. Pierna izquierda: hacer lo mismo como en el paso anterior.
  3. Brazo derecho: hay que aplicar el mismo concepto visto para las piernas pero esta vez para los brazos. Se cerrará la mano entonces en un puño, apretando bien fuerte. Sigue la tensión de la muñeca, antebrazo, codo, brazo y hombro. Pasados los segundos de retención, se soltará de golpe la tensión tal y como ya sabemos hacer.
  4. Brazo izquierdo: hacer lo mismo como en el paso anterior.
  5. Respiración abdominal: en este paso la acción activa consiste en hinchar el abdomen provocando que la respiración sea baja y diafragmática. Siguen los pasos de retención y relajación.
  6. Respiración torácica: igual que en el paso anterior, pero esta vez la respiración es alta.
  7. Hombros: a la vez que se inspira se contraen los hombros y se levantan a dos centímetros del suelo. Terminada la retención, al soltar el aire caerán al suelo sin control  y de la forma más natural posible.
  8. Cara: al inspirar habrá que cerrar los ojos con fuerza, apretar los labios y torcer todo el gesto de la cara en una mueca. Sigue la retención y relajación.

Para finalizar, se recomienda realizar dos o tres respiraciones yóguicas completas (si no se conoce esta respiración es suficiente efectuar una respiración profunda y satisfactoria), siempre con retención de la respiración durante unos pocos segundos pero esta vez soltando el aliento sin hacer ruido, alargando la exhalación todo el tiempo posible.

Mirko

Webmaster y blogger. Empecé a interesarme por la tecnología ya de pequeño, cuando desmontaba todo lo que cruzaba mi camino. Una vez licenciado como ingeniero de software, me inicié en el tai chi chuan y en el kung-fu. Hasta que descubrí el yoga, lo cual supuso un cambio radical en mi vida. Alumno de la escuela de yoga de Danilo Hernández (Swami Digambarananda Saraswati) desde 2008, en 2014 he terminado el Máster en yoga Sadhana Síntesis.

Un comentario en “Una técnica de relajación activa sencilla y efectiva

  1. yo tenia enendido que la relajación activa jutamente es para ir descendiendo los niveles de acivacion del cuerpo mediante una secuencia elegida. es decir relajarnos progresivamente. en tu articulo dices que la relajacion activa busca activar el cuerpo. entonces no es relajación…si estas activando. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.