Publicado el

Apanasana

Apanasana

Apanasana (apana: “fuerza vital”), también llamada postura del apana, es una postura estupenda para descansar la columna entre una postura y otra, especialmente si se está trabajando tumbado en el suelo. Es excelente para descansar la zona lumbar y sirve de contrapostura para el arco o asanas parecidas, que estimulan la columna en sentido contrario. Veamos cómo realizarla.

La postura inicial

Se empieza tumbado boca arriba.

Entrar en la postura

  • Se doblan las rodillas y se llevan al pecho
  • Los brazos abrazan las rodillas efectuando una ligera presión
  • Los hombros se relajan y la cabeza descansa en el suelo
  • El mentón apunta hacia el pecho para que la cervical se estire y se pegue al suelo lo más posible

Salir de la postura

  • Se bajan los brazos a los lados del cuerpo y estiramos las piernas. En caso de patologías lumbares, lo mejor es antes bajar los pies al suelo y a continuación estirar las piernas. De esta manera el peso de los miembros inferiores no carga la espalda.

Consejos

  • Es muy recomendable tener bajo control el mentón: se tendrá que llevar hacia el pecho favoreciendo así el estiramiento de las vértebras cervicales
  • Para progresar en la postura es posible aumentar la presión de los brazos y acercar más las rodillas al pecho. Es posible agarrar, siempre que uno se encuentre confortable, los codos con las manos
  • Finalmente, para lograr el máximo estiramiento de la zona lumbar, se recomienda hacer unas respiraciones bajas que favorecerán la relajación de la zona baja del tronco. El abdomen, ensanchándose con las respiraciones bajas permitirá que toda la zona se relaje y que las vertebras alcancen la máxima separación.

Beneficios

  • Postura maravillosas para eliminar gases del tracto intestinal
  • Apanasana puede ayudar a aliviar los cólicos menstruales o digestivos, especialmente cuando se sostiene con la respiración larga y profunda durante un periodo de diez a treinta minutos
  • Se puede practicar para estimular el peristaltismo del colon
  • Alivia la rigidez o dolor debido a la compresión vertebral, desalineación o espasmos de la espalda baja

Precauciones

  • Aquellas personas con movilidad limitada deben tener cuidado a no forzar la espalda. Podría ser suficiente traer las rodillas hacia el pecho en la medida de lo cómodo con los hombros y el sacro descansando en el suelo y sin agarrar las rodillas con las manos
  • Especialmente para las personas con lesiones en las rodillas, se puede sostener la parte posterior del muslo e incluso colocar una manta o toalla entre el muslo y la pantorrilla (hueco poplíteo), tirando de los dos extremos para sostener las piernas